El blog de lo políticamente incorrecto. El blog de lo pornográficamente erecto. El blog de lo caricaturizablemente converso. El blog, nuestro prostiputo blog.

Porque claro, si te visto nomacuerdo.


Que si la indignación con las guerras y la hambruna y el sistema político y los desahucios, las acampadas y los nosequé. Todo eso está muy bien, pero a la hora de la verdad seguimos como estábamos, porque claro, la culpa siempre fue tuya y no mía, y así todo el mundo esconde la piedra y tira la mano, que es una costumbre muy de zombie.