El blog de lo políticamente incorrecto. El blog de lo pornográficamente erecto. El blog de lo caricaturizablemente converso. El blog, nuestro prostiputo blog.

Así están las cosas.



Lo que pasa es lo que pasa: que la vida pasa pero pasa lenta y parece que no pasa, pero pasar pasa.
¿Que te parece a ti, querido lector inexistente de este blog, que nunca escribimos? Pues eso no es completamente incierto, pero escribir escribimos, aunque parezca que no escribimos, que puede que no, pero sí.